Opinión: Argentina, Brasil, Sudáfrica y Maradona

Y bueno. Estalló la crisis de los intereses ocultos tras el partido de la Selección Argentina ante Brasil. Ya había dicho yo hace rato que estas eliminatorias podían generar un cambio drástico, fundamental e irreversible en el fútbol argentino. ¿Qué hace Grondona? Le da la razón a Diego Maradona para que no juegue en River porque el campo de juego está en mal estado. ¿Se puede arreglar el césped? Claro qué sí. Julio Grondona le da la razón a Maradona para no desautorizarse, él lo trajo a la Selección, él está atado al ancla que hay que llevar a Sudáfrica 2010.
Si Argentina llega al mundial y no pasa de la segunda ronda, habrá lío grande, pero se olvidará (todo pasa, como dice el anillo de Grondona, el anillo del olvido, que hace olvidar su relación con la dictadura), si la selección albiceleste queda afuera en primera ronda (la imagen de Verón pidiendo calma es memorable, tristemente memorable). Pero si no llegamos ni al mundial de Sudáfrica (más allá de las malas experiencias de Alemania y Corea Japón, no le vengan a reclamar al Bambino Córdoba, va a arder troya). Y nadie quiere eso, eh, que quede claro, el otro día me preguntaron en la radio sobre esto. Nadie quiere quedar afuera. Queremos un Argentina Campeón con todas las letras y Messi rey del mundo.
Messi, Mascherano y Teves ahora se destapan con una altenativa. Esto señala dos cosas: 1) falta de cohesión en el grupo (eso no lo tendría que permitir Bilardo ¿dónde está?), y 2) hay intereses económicos tras esto. Ahora no sé como va a repercutir esto en el equipo, pero va a ser duro no mostrar un trabajo en equipo, eso en la cancha se nota. A nosotros nos pasó en Estudiantes de La Plata. No sé, yo lo voy a mirar por Canal 13, tranquilo, como toda eliminatoria con el vermucito.
La cosa está complicada y hay que decirlo, todos apoyamos a Diego, porque hoy apoyar a la Selección, y ser Argentino, es apoyar al Diego. Pero guay de las derrotas inexplicables, tal vez esto se convierta en la turbulencia necesaria para que el panorama en el fútbol argentino de despeje definitivamente de cara a las próximas generaciones.
Messi, Mascherano y Tevez son ellos tres un equipo completo y salvan las papas solos y te hacen el puré, pero no podemos depender de la genialidad de uno o tres tipos (lástima que quedó afuera el mejor jugador del mundo, “Riquelme”).
Y bue, Brasil, Verdeamarelho, venite, no te tenemos miedo.

Bambino Córdoba

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.