Messi hace fuerza por jugar en Rosario ante Brasil

El ídolo del fúbol argentino Lionel Messi, de regreso en la ciudad de Rosario que lo viera nacer, realizó declaraciones a diversos medios locales expresando su deseo de jugar el partido de eliminatorias entre Argentina y Brasil en la cancha de Rosario Central, conocida como El Gigante de Arroyito.
En medios locales, Messi dejó claro dónde estaba su corazón, mientras esta semana una comisión de la FIFA que observó las instalaciones del estadio de Rosario Central dejó entrever que sería dificil que se lo lograra poner en condiciones antes del 5 de septiembre, fecha del partido para intentar acercase a la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.
Por su parte, Julio Grondona, titular de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino) dejó en claro que todavía falta para saber dónde se venderán las localidades, en tanto los medios de prensa argentinos señalan una creciente puja de intereses económicos presente tras las idas y vueltas y la indecisión.
Luego de un tiempo, las sorpresivas declaraciones de Maradona contra las supuestas consecuencia de los recitales de rock en el estadio de River (tradicional escenario de los partidos de la Seleción Argentina) dejaron entrever una trama oculta de intereses y pujas donde se mezclan las cábalas de Bilardo, el estadio en mal estado y la ambición de muchos.
De todas maneras, lo importante es que Lionel Messi no haga la "gran Nalbandián" si el partido no se juega donde él desea, en su ciudad natal de Rosario.
Para la selección argentina, la única alternativa segura es ganarle a Brasil para tomar confianza para terminar este tramo final en el que el calendario de las eliminatorias se acerca a su fin.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.